LAS DOCE COLUMNAS



El presente trabajo contiene un cúmulo de enseñanzas simbólicas, cuya filosofía se encuentra perfectamente definida en todas sus acepciones, por lo que respecta a lo que de manera efectiva significan las DOCE COLUMNAS, porque en efecto, simbólicamente son genuinas representativas de las CIENCIAS que se imparten dentro del seno de la Masonería; por lo tanto, principiaremos por conocer cuáles son o pueden ser esas elocuentes lecciones de SABIDURÍA, que como materias de enseñanza deben aprender y propagar nuestros queridos Hermanos y Aprendices, por lo que corresponde a su radio de acción. Ya sabemos, por haberlo tratado en el tema Numero. 4, o sea el anterior, cuál es el Origen, la Etimología, la Historia y el significado material y virtual de la GRAN COLUMNA “B”, pero de todas maneras, haremos un ligero recordatorio de lo que en ese sentido tratamos en la ocasión anterior.

 La palabra COLUMNA, tal y cual nos es conocida, viene de la lengua latina “COLUMNA”, voz que se refiere al nombre que reciben los PILARES que afectan diferentes formas, y que según su estructura, aspecto y modelo, reciben distintas denominaciones, adecuadas siempre al uso a que se les destina; es decir, que las COLUMNAS no siempre se emplean para sostener techos o pisos elevados, sino también se les utiliza como un simple adorno, o especialmente como un monumento conmemorativo.

 Desde luego, vamos a definir la interpretación simbólica de las DOCE COLUMNAS, mismas que en lo Material sabemos que sirven para sostener la Bóveda de la Logia, pero también en el orden filosófico, las referidas COLUMNAS personifican a las Dignidades y Oficiales, que Gobiernan y Dirigen los trabajos del Taller, aún cuando ciertamente las principales, las que originalmente forman los ETERNOS APOYOS de las enseñanzas científicas en Masonería, son únicamente las tres que corresponden a los más antiguos ÓRDENES de la Arquitectura, puesto que se trata del “DÓRICO”, el “JÓNICO” y el “CORINTIO”; sin embargo, posteriormente y tomando en cuenta la evolución del Arte Arquitectónico en el Mundo conocido en aquella época, aparecieron otros DOS tipos de ÓRDENES, a los que se les dió la denominación de TOSCANO y COMPUESTO; por esa razón, el simbolismo orgánico de todas las LOGIAS nos establece en sus modalidades y preceptos, que TRES Hermanos constituyen una LOGIA JUSTA; que CINCO la hacen PERFECTA y que con SIETE se organiza JUSTA Y PERFECTA, es decir, que se toman como base a los TRES ÓRDENES de la arquitectura primitiva, a los DOS de la posterior y a los Siete de la moderna, mientras tanto, procederemos a hacer una detallada descripción de esos DOCE ÓRDENES DE COLUMNAS, de conformidad con su forma, aspecto y estructura, como sigue:


 1 – La COLUMNA DÓRICA, se compone de Capital con Abaco, y un Equino o Cuarto Bocel, su fuste es cilíndrico con estrías a lo largo, rematando en un Pie de Base Cuadrada.

 2 – La COLUMNA JÓNICA, está constituída por un Capitel con Esgucio Inverso, adornado con Volutas, su fuste es también cilíndrico y estriado más delgado en su parte superior, y como Base tiene una Piaña cuadrada con un Listel.

 3 – La COLUMNA CORINTIA, consta de Capitel adornado con Rosetones, hojas de Acanto y Calículos, su fuste es igualmente Cilíndrico y estriado en toda su extensión hasta llegar a su Base que remata directamente en el Piso. Las anteriores explicaciones se refieren únicamente a los TRES ÓRDENES PRIMITIVOS, o sean los que simbólicamente ha adoptado la Masonería, sobre todo como sus más FIRMES SOPORTES en que se apoyan todos los Principios y Fines que propaga y fomenta entre sus adeptos, sobre la superficie de la Tierra, y por esa razón representan a las TRES DIGNIDADES de la Logia. Ahora nos ocuparemos de los otros DOS ÓRDENES posteriores, y veremos que entre éstos y los Primitivos existe cierta similitud, que nos hace creer que sólo fueron creados, como una evolución del Arte Arquitectónico, por ejemplo:

 4 – La COLUMNA TOSCANA, es aquella cuyo Capitel es casi idéntico al de la Columna DÓRICA, solamente que su fuste, aún cuando es también cilíndrico, se ve completamente liso; su base termina en un listel, descansando sobre un Toro o Rudón.

 5 – La COLUMNA COMPUESTA O COMPOSITA, lleva en su Capitel, los Rosetones y las Hojas de Acanto de la columna del orden CORINTIO, y el listel de la Columna DÓRICA; su fuste es cilíndrico y estriado en toda su extensión, e igualmente remata en una base Cuadrada. Éstas son las descripciones que corresponden a la estructura de los DOS ÓRDENES creados posteriormente a los TRES PRIMITIVOS, por lo tanto, se nota claramente que en parte, son idénticas a las anteriores Columnas; sin embargo, para completar las DOCE COLUMNAS MASÓNICAS a que nos hemos referido, nos falta aún la descripción de los SIETE últimos ÓRDENES, de los cuales vamos a definir en detalle, sus características, como una Tercera Serie en el Orden siguiente; pero como una demostración de que entre dichas Columnas, continúan la misma similitud como vamos a demostrarlo.

 En primer lugar, la Arquitectura Moderna a través de las diferentes épocas de la Civilización, vino estableciendo y creando nuevos TIPOS u ÓRDENES de COLUMNAS para adecuarlos a los sistemas de construcción, y desde luego podemos asegurar que tienen su Origen, precisamente en los CINCO ÓRDENES descriptos con anterioridad; por lo mismo, confirmaremos que los SIETE ÓRDENES de que vamos a ocuparnos, reciben sus denominaciones, según la Época, Lugar y Aspecto; es decir que vamos a tomar en consideración la fecha en que se CREARON, el lugar en que por primera vez se emplearon y las características de su estructura, las cuales describimos a continuación:

 6 – La COLUMNA ÁTICA o CUADRADA, que consta de Capitel de la misma forma y con Esgucio, su fuste afecta la figura de un Paralelepípedo alargado, terminando su Base en dos escalones planos y cuadrados.

 7 – La COLUMNA GÓTICA, está constituída por un Capitel adornado con hojas de Cardo y las Volutas de la Columna JÓNICA, su fuste está formado por una especie de haz de Columnitas entregadas circularmente, y su base es un Cuarto Bocel, que descansa sobre una Plancha cuadrada.

 8 – La COLUMNA ABALAUSTRADA, que consta de Capitel, similar al de la Columna DÓRICA, su fuste es cilíndrico, y completamente liso, pero más abultado por el capitel que por su Base que es circular, en forma de Toro o Rudón.

 10 – La COLUMNA ENTREGADA o EMBEBIDA, puede ser de los órdenes ya descriptos, pero su característica consiste en que se encuentra embutida en los muros hasta la mitad, por lo mismo, es todo lo que se observa de su Estructura.

 11 – La COLUMNA SALOMÓNICA, es aquella cuyo Capitel es casi idéntico al de la COLUMNA TOSCANA, pero adornado con Calículos y Bandas, su fuste va ascendiendo en forma de Espiral, dando comúnmente se Seis hasta Ocho vueltas, desde su Base que es cilíndrica en Cuarto Bocel Inverso, hasta su Capitel.

 12 – Por último, tenemos a la COLUMNA AISLADA EXENTA o SUELTA, y es la que como su nombre lo indica, no sirve de soporte a ningún Techo o Edificio, tampoco se encuentra introducida en los Muros, ni mucho menos sirve de Adorno o Decoración de las Construcciones; pero sí puede pertenecer a cualquiera de los ÓRDENES Arquitectónicos anteriormente descritos; y aún de los que en nuestros tiempos se han creado y que son los siguientes tipos: el Egipcio, el Persa, el Asirio, el Gregoriano, el Bizantino, el Árabe, el Ojival, el Italiano (antiguo y moderno), el Francés, el Imperio, el Flamenco, el Turco y el Indio; que hacen un total de VEINTISIETE ÓRDENES DE COLUMNAS, aún cuando también conocemos otros dos tipos más, que pudiera decirse que tienen su origen en la arquitectura americana, porque nos referimos a las COLUMNAS AZTECA Y MAYA, mismas que vienen a aumentar el número a VEINTINUEVE ÓRDENES DISTINTOS.

Desde luego podemos asegurar, que antiguamente entre los Escandinavos, los Celtas, los Esenios, los Asirios, los Caldeos, los Hebreos, etc., y aún en los actuales tiempos, las COLUMNAS o PILARES, según su Simbolismo, se han venido construyendo, como una representación eminentemente Metafórica, en relación con los Poderes y Autoridades Públicas; así como de la esencia misma, que la moral indica para los usos y costumbres del Espiritualismo Religioso de las diferentes Razas conocidas.  
A las referidas Columnas siempre se les ha considerado como los apoyos más firmes en que descansa la cimentación alegórica de las Leyes del Derecho humano, así como las creencias y demás hábitos particulares de los Pueblos; por esa razón se entiende, que si llegan a destruirse los cimientos de estas Grandes Potencias Idealistas, sus COLUMNAS suelen perder el equilibrio, para derrumbarse estrepitosamente, y por lo consiguiente, quiere decir que todo aquello que marcha con paso firme; que constituye la unidad Armónica  de la sociedad, y que rige a los destinos de la humanidad, cuando no cuentan con un solido pedestal, pueden también caer bajo el impulso de su propio peso; y es por ese motivo que simbólicamente, aseguramos que dichos Sistemas, que esos Procedimientos y acaso los mismos Regímenes, en tales circunstancias pasan a la categoría de “columnas rotas”; en consecuencia, debe tenerse especial cuidado, en que las doctrinas, los principios, y aún también los procedimientos, estén simbólicamente apoyados, sobre las más resistentes y poderosas columnas, porque hay que tomar en consideración que siempre han existido, existen y existirán las ambiciones desenfrenadas, las pasiones vulgares, el egoísmo insano y sobre todo muy particularmente, se nos presente la fragilidad humana que viene a contribuir, juntamente con las demás lacras a una verdadera disolución social. 

 Por eso los argumentos a que nos referimos en el párrafo anterior, nos recuerdan que en nuestra Institución, la “Columna rota”, representa al hecho virtual de la caída de cualquiera de sus SOSTENES, en este caso se refiere a cualquiera de sus Dignatarios, Oficiales o Hermanos que violen nuestras leyes, sea porque falten al cumplimiento de sus Deberes o Juramentos, o porque simbólicamente hayan sido sancionados, con la suspensión de sus DERECHOS MASÓNICOS o IRRADIADOS para siempre de nuestra ORDEN; ese es el motivo por el cual, observamos que al margen de las Planchas en que se participa la SANCIÓN MÁXIMA a algún Hermano, se ve estampada la “COLUMNA ROTA”. En cambio, a los Hermanos que pasan a ocupar su sitio en el ETERNO ORIENTE, y que llegaron a cumplir fielmente con sus deberes, es muy común que sobre el lugar en que reposan sus restos mortales, se levante una COLUMNA alusiva al carácter o espíritu de la actuación del Hermano sepultado, pues ésta es una costumbre Oficial muy antigua en la Masonería; y en cuanto a la Plancha en que también se hacen las manifestaciones de condolencia, notamos que en la parte superior, se observa igualmente estampada, 

Una Columna íntegra, lo que indica que durante su existencia, Jamas cayo abatida por el Deshonor. En idénticas circunstancias se nos presentan los casos de que una LOGIA en pleno, cuando ABATE sus columnas para adoptar otros idealismos o modalidades CO-MASÓNICAS, también cae bajo las más duras sanciones, en cuyo momento se convierte en “COLUMNA ROTA”, puesto que con su actitud rebelde, ha dejado de CUMPLIR con los Preceptos contenidos en los LANDSMARKS; pero si esa LOGIA únicamente suspende sus Trabajos por FUERZA MAYOR, durante algún tiempo, ese Cuerpo solamente debe quedar en “SUEÑOS”, al igual que cualquier Hermano que por alguna circunstancia, deje de concurrir a las labores de su Taller, deje de efectuar sus PAGOS, o por cualquier otra causa que no llegue a constituir una violación al Código Penal Masónico. 

 Ahora pasaremos a describir el simbolismo y Significado, de las DOCE COLUMNAS que decoran nuestros Templos Masónicos, puesto que son las que en lo Material, representan precisamente a los Órdenes Arquitectónicos ya anteriormente descritos. Estas doce columnas se encuentran colocadas simétricamente en el interior de la Logia, en series de seis al Norte y seis al Sur, quedando incluidas entre ellas, las Dos Grandes Columnas “B” Y “J”, éstas últimas como sitiales destinados a los Hermanos Aprendices y compañeros; como ya sabemos, estas COLUMNAS se encuentran a tres pasos de distancia de la Puerta de entrada del Templo en Occidente; en lo Material, sobre las doce columnas se apoya el Cielo del Taller, y simbólicamente le sirven de sostén  a la Bóveda del Infinito. 

Cada una de las referidas COLUMNAS, ostentan sobre su cúspide en forma luminosa, a los Signos del Zodíaco, y es por eso que representan al más poderoso soporte, sobre cuya base descansan las Sabias enseñanzas que contienen la Cosmografía, la Astronomía y la Náutica; aún cuando simbólicamente son representativas de los DOCE MESES del año o sea la UNIDAD abstracta del tiempo que transcurre, para dar lugar a los fenómenos de las CUATRO ESTACIONES, durante cuyo período se originan las CAUSAS y los EFECTOS que se desarrollan para dar la correspondiente EVOLUCIÓN a la Propia NATURALEZA, misma que ejerce una poderosa acción vivificante, para mantener en CONSTANTE Generación y germinación a todas las Cosas Materiales orgánicas e inorgánicas, que existen sobre la superficie de la Tierra. 

También reciben la denominación de COLUMNAS, las Dignidades y Oficiales de las Logias, puesto que también constituyen sus PERPETUOS APOYOS, sea en el ORDEN Moral, en el Espiritual, en el Filosófico, en el Intelectual, en el Ciéntífico o en cualquier otro que sirva como materia de enseñanza Masónica, puesto que todos ellos son factores que intervienen sistemáticamente, en la preparación de la INTELIGENCIA HUMANA, por tal motivo, el CUADRO LOGIAL de autoridades Masónicas, sobre cuyas espaldas pesa toda la RESPONSABILIDAD SOCIAL, PARTICULAR y PRIVADA entre todos nuestros Hermanos; deben POSEER siempre las dotes de VIRTUD, de COMPETENCIA y de PERFECCIONAMIENTO que se requiere, para Regir los DESTINOS de las Logias en particular y de la Masonería Universal. Además, en el orden netamente simbólico Planetario, los aludidos funcionarios, son los emblemas sistemáticos del Astro Rey, y demás Planetas que constituyen el Sistema Solar, por cuya razón, dichos Cuerpos Celestes, se personifican en Logia en el siguiente orden: 

El Venerable Maestro, representa al SOL, como el símbolo de la CIENCIA, de la VIRTUD y de la VERDAD. El Primer Vigilante, es el representativo del Planeta NEPTUNO, por ser alegórico de la PURIFICACIÓN, de la EVOLUCIÓN y de la INMORTALIDAD. 

El Segundo vigilante, personifica al Plante URANO, como el símbolo de la FUERZA, de la ESTABILIDAD y de la FIRMEZA. 

Los Hermanos Expertos, representan al Planeta SATURNO, porque entre ambos personifican, el primero al anillo que lo rodea, y el segundo, a la Esfera que lo integra, y por eso es emblemático de la PERSEVERANCIA, de la EXPERIENCIA y de la CONSTANCIA. 

El Hermano Orador, es representativo del Planeta MERCURIO, porque es el símbolo de la ELOCUENCIA, del DERECHO y de la LÓGICA. El Hermano Secretario, personifica al Planeta VENUS, porque es emblemático de la PUREZA, de la BELLEZA y del CANDOR. 

El Hermano Tesorero, representa al Planeta JÚPITER, como el símbolo de la SEGURIDAD, de la CONFIANZA y del ORDEN. El Hermano Maestro de Ceremonias, personifica al Satélite de la Tierra, la LUNA, porque es la representativa del TIEMPO, del DESCANSO y del REPOSO. 

El Hermano Guarda Templo, simboliza al Planeta MARTE, con la personificación latente del HONOR, del PODER y del MANDO. 

Como se ve, la TIERRA no tiene representación Material o Alegórica alguna, precisamente porque sobre ella vivimos, y está considerada como el Símbolo Genuino del Local que ocupa la LOGIA; por lo consiguiente, comprobamos que con las anteriores explicaciones, damos a conocer a todos nuestros Hermanos Aprendices, que simbólicamente y de esa manera, queda formado el SISTEMA SOLAR MASÓNICO, y por lo mismo, definida la órbita de las atribuciones correspondientes a las dignidades y Oficiales en LOGIA; puesto que su más alta misión, consiste precisamente, en PRACTICAR y PROPAGAR las sublimes enseñanzas que tienen por objeto, proceder a la INVESTIGACIÓN, al estudio y al descubrimiento de todos aquellos fenómenos que para nosotros constituyen un SECRETO o un MISTERIO de la Naturaleza.

 Tomado de Masones de la Lengua Española
Publicar un comentario